10 Versículos que honran a la Virgen María en El Corán

Como musulmán, no he visto a una mujer tan común y repetidamente mencionada en El Corán como la

Como musulmán, no he visto a una mujer tan común y repetidamente mencionada en El Corán como la Virgen María.  Para nosotros, ella es un símbolo de piedad, honor y dignidad, como el Corán la describe.

“En el Corán, su historia es relatada en tres capítulos de Mecca [es decir que fueron revelados en Mecca (19,21,23)] y cuatro capítulos de Medina [revelados en la ciudad de Medina (3,4,5,66)].  Además, el capítulo diecinueve de la Sagrada Escritura se titula “María” (Surat Maryam), nombrado así debido a ella.  El Corán menciona a María más que el Nuevo Testamento de la Biblia”.  (María en el Islam-Wikipedia.)

Hay un capítulo completo con su nombre en El Corán. El Capítulo 19 del Sagrado Corán lleva su nombre: “Maryam”, que es la traducción en árabe de María.

 

  • El nacimiento de María

Dios escogió a Adán, a Noé, a la familia de Abraham y a la de ‘Imrán de entre todos los seres.  Familias descendientes unas de otras. Dios todo lo oye, todo lo sabe. Cuando la esposa de ‘Imrán dijo: “¡Señor mío! He realizado el voto de entregar a Tu exclusivo servicio lo que hay en mi vientre. ¡Acéptalo de mí! Tú todo lo oyes, todo lo sabes”.  Y cuando dio a luz dijo: “¡Señor mío! He tenido una hija”, y Dios bien sabía lo que había concebido. “No puede servirte una mujer [en el templo] como lo habría hecho un varón. La he llamado María, y te imploro que la protejas a ella y a su descendencia del maldito demonio”. (El Corán 3:33-36).

Su madre oró tanto por la rectitud del niño en su vientre, y fue tan honesta en sus plegarias que recibió a la mujer más pura del mundo.

 

  • La infancia de María

El Señor la aceptó complacido, e hizo que se educase correctamente y la confió a Zacarías. Cada vez que Zacarías ingresaba al templo la encontraba provista de alimentos, y le preguntaba: “¡María! ¿De dónde obtuviste eso?” Ella respondía: “Proviene de Dios, porque Dios sustenta sin medida a quien quiere”. (El Corán 3:37).

Los eruditos dicen que la aceptación de Dios mencionada en esa aleya (versículo) significa que ella era feliz tanto aquí como en el más allá.  Y algunos dicen que ella no sufrió en absoluto, durante este período.

“… e hizo que se educase correctamente”

Algunos eruditos dicen que Allah la hizo crecer en un día lo que un infante crecería en un año entero.

Zacarías solía visitarla todos los días para ver cómo estaba, y él solía encontrar en su casa las frutas de invierno en verano, y frutas de verano en invierno.  Y cuando él le preguntó sobre eso, ella dijo que venía de Allah.  ¡Así de bendecida fue!

Note cómo El Corán se expresa de los padres de María con tanta pureza y piedad como ningún otro libro lo hizo.

 

  • María, la devota

“Y [recuerda] cuando los ángeles dijeron: “¡María! Dios te ha elegido por tus virtudes y te ha purificado. Te ha elegido entre todas las mujeres del mundo.  ¡María! Conságrate a tu Señor, prostérnate e inclínate con los orantes”. [¡Oh, Mujámmad!] Éstas son historias que te he revelado porque no eran conocidas [por tu gente]. Tú no estabas presente cuando sorteaban con sus plumas [de escritura] quién de ellos sería el tutor de María, ni tampoco cuando se lo disputaban.” (El Corán 3:42-44).

 

  • El Corán se refiere a María como un símbolo de adoración

“Recuerda [¡oh, Mujámmad!] la historia de María que se menciona en el libro, cuando se apartó de su familia para retirarse a un lugar al este ” (El Corán 19:16).

Ella renunció a la gente para adorar a Allah (el creador de los Cielos y las Tierras) con una mente más clara.

 

  • Las Buenas Nuevas de un recién nacido

“Entonces los ángeles dijeron: “¡María! Dios te albricia con Su Palabra [¡Sea!] será conocido como el Mesías Jesús, hijo de María. Será noble en esta vida y en la otra, y se contará entre los próximos a Dios. Hablará [milagrosamente] a la gente desde la cuna, y predicará siendo adulto. Será de los virtuosos”. Dijo [María]: “¡Señor mío! ¿Cómo he de tener un hijo si no me ha tocado hombre?” Le respondió: “¡Así será! Dios crea lo que quiere. Cuando decide algo, solo dice: ¡Sea!, y es. Él le enseñará la escritura, le concederá la sabiduría, le enseñará la Tora y el Evangelio. Y será Profeta para los hijos de Israel, a quienes dirá: “Les he traído un milagro de su Señor. Modelaré para ustedes un pájaro de barro. Luego soplaré en él y, con el permiso de Dios, tendrá vida. Con la anuencia de Dios, curaré al que nació ciego y al leproso, y resucitaré a los muertos. Les revelaré lo que comen y guardan dentro de sus casas. Esos milagros son suficientes para que crean en mí, si es que son creyentes. He venido para confirmar [las enseñanzas originales de] la Tora y para permitirles algunas de las cosas que les estaban prohibidas. He venido con un milagro de su Señor. Tengan temor de Dios y obedezcan. Dios es mi Señor y el de ustedes. ¡Adórenlo! Ese es el sendero recto”.  (El Corán 3:45-51).

Así es como nosotros  “los musulmanes” vemos a María y a su hijo:

Creemos, como El Corán nos enseñó, que ella era virgen (nunca tocada por nadie).

Y que Jesús, la paz y las bendiciones sean con él, es la palabra de Dios y es el hijo de la virgen María. Era honesto, justo y un adorador de Dios.

 

  • Cómo recibió las noticias de su embarazo. 

Recuerda [¡oh, Mujámmad!] la historia de María que se menciona en el libro, cuando se apartó de su familia para retirarse a un lugar al este y puso un velo para apartarse de la vista de los hombres de su pueblo. Entonces le envié a Mi ángel, quien se le presentó con forma humana. Ella dijo: “Me refugio en el Compasivo de ti, [apártate de aquí] si es que tienes temor de Dios”. Le dijo: “Soy un enviado de tu Señor para agraciarte con un hijo puro”. Ella dijo: “¿Cómo voy a tener un hijo si no me ha tocado ningún hombre ni he fornicado?” Le dijo [el ángel]: “Así será, pues tu Señor dice: ‘Eso es fácil para Mí. Lo convertiré [a tu hijo] en un milagro y una misericordia para la humanidad. Es un asunto decidido’”. (El Corán 19:16-21).

 

Cuando se sintió embarazada, decidió retirarse a un lugar apartado. Los dolores de parto la llevaron junto al tronco de una palmera. Exclamó: “Preferiría haber muerto antes que esto, y así hubiera sido olvidada completamente”. (El Corán 19:22-23).

Maria estaba preocupada de que la gente pensaría mal de ella, ya que no estaba casada.

 

  • Como Dios estaba cerca de ella y la consoló durante sus dolores de parto. 

“Cuando se sintió embarazada, decidió retirarse a un lugar apartado.  Los dolores de parto la llevaron junto al tronco de una palmera. Exclamó: “Preferiría haber muerto antes que esto, y así hubiera sido olvidada completamente”. Entonces [el ángel] la llamó desde abajo [del valle]: “No estés triste, tu Señor ha hecho fluir debajo de ti un arroyo. Sacude el tronco de la palmera y caerán sobre ti dátiles frescos.  Come, bebe y anímate. Pero cuando veas a alguien dile: ‘He realizado un voto de silencio al Compasivo, y no hablaré hoy con ninguna persona’” (El Corán 19:22-26).

 

  • Como Dios creó un milagro especial solo para negar la acusación de la gente

Come, bebe y anímate. Pero cuando veas a alguien dile: ‘He realizado un voto de silencio al Compasivo, y no hablaré hoy con ninguna persona’”. Se presentó ante su pueblo llevándolo en brazos [a Jesús]. Le dijeron: “¡Oh, María! Has hecho algo abominable.  ¡Tú desciendes de Aarón! Tu padre no era un hombre deshonesto ni tu madre una fornicadora”. Ella lo señaló [al niño], y entonces le dijeron: “¿Cómo vamos a hablar con un niño que aún está en la cuna?” Entonces [Jesús] habló: “Soy un siervo de Dios, Él me revelará el Libro y hará de mí un Profeta. Seré bendecido dondequiera que me encuentre, y me ha encomendado hacer la oración, dar caridad mientras viva, honrar a mi madre, y no ser arrogante ni insolente. La paz fue conmigo el día que nací, el día que muera y el día que sea resucitado”. (El Corán 19: 26-33).

Así de honorable es la Virgen María en el Corán.  Dios hizo hablar a Jesús (la paz y las bendiciones sean con él) cuando era un bebé solo para declarar sobre todas las acusaciones en contra de ella.

 

  • La Inmaculada Concepción

[Recuerda] a aquella que conservó su virginidad, cuando infundí Mi espíritu en ella. Así hice de ella y su hijo un signo [de Mi poder divino] para toda la humanidad.” (El Corán 21:91).

 

  • La excelencia de María

Y para los creyentes como ejemplo plantea el caso de la mujer del Faraón [que era una verdadera creyente] cuando dijo: “¡Señor mío! Constrúyeme, junto a Ti, una morada en el Paraíso, y sálvame del Faraón y de sus obras abominables. Sálvame de este pueblo opresor”.  Y también el ejemplo de María, hija de ‘Imrán, quien preservó su castidad; infundí en ella de Mi Espíritu. Ella creyó en la veracidad de las Palabras de su Señor y en Sus Libros, y fue realmente una mujer devota.” (El Corán 66:11-12).

¿Has sabido de algún libro que haya honrado a la Virgen María como lo ha hecho El Corán?


Más recursos:

* La historia de Jesús y María en el Corán
* Libros en español.

Otros idiomas:

EnglishDeutscheEspañolрусский – Português

Share